Hora de los experimentos

Puede que la curiosidad mate al gato, pero gracias a la curiosidad la humanidad ha llegado hasta donde está. 

Los alumnos del Colegio San Gabriel son muy curiosos y les gusta experimentar, por lo que dedicar un tiempo de clase a que lo hagan les da oportunidad de poner en funcionamiento el pensamiento de orden superior, ya que tienen que predecir, formular preguntas y establecer una conclusión. 

Enseñarles a experimentar y no solo a observar pasa por seguir un método, “El método científico“.

Después de experimentar con las propiedades del agua y sus características, les lancé la pregunta “¿por qué los barcos flotan?” y ellos siguieron los pasos que ya habíamos trabajado y que son los siguientes:

  1. La pregunta. 
  2. Formular una hipótesis.
  3. Investigar sobre el tema.
  4. Probar su hipótesis con un experimento.
  5. Observar.
  6. Escribir una conclusión.

Las hipótesis que formularon fueron bastante sorprendentes: 

  • Porque están huecos por dentro. 
  • Porque pesan poco.  
  • Porque el agua del mar es más densa ya que tiene sal.

En conclusión, la hora de los experimentos es una actividad muy recomendable que funciona muy bien y que atrapa a los chicos en un mar de expectación.