Educamos

18Aprender Ingles

La adquisición de una segunda lengua implica en principio el mismo proceso interno de aprendizaje que el que utilizamos para la adquisición de la lengua materna. 

Existen, por supuesto, algunas diferencias ya que no es lo mismo aprender un idioma de forma natural y en la primera infancia que un segundo idioma y en edad adulta. Estas circunstancias o factores específicos son en los que los profesores de idiomas hacen hincapié para ayudar a sus alumnos. 

En principio, a mayor exposición al idioma meta, mayor rapidez en el aprendizaje del mismo. Sin embargo es difícil establecer el número de horas necesarias para el aprendizaje de una segunda lengua. Como hemos dicho, el hacerlo a una edad temprana donde se reciben un gran número de estímulos en el lenguaje meta o hacerlo en un entorno natural o académico son decisivos para aprender de forma más rápida. 

Aprender una segunda lengua desde la infancia supone adquirir un mayor dominio y poder llegar a ser bilingües. Por eso nos hacemos dos preguntas, ¿cuál es la mejor edad para qué un niño aprenda un segundo idioma? y ¿Cuanto tarda un niño en aprender una segunda lengua?

De los o a los 3 años

Algunos investigadores mencionan que si el niño entra en contacto con la segunda lengua entre 0 y 3 años de manera estable y continua puede aprender esta segunda lengua de un modo natural al igual que ocurre con su lengua materna.

De los 3 a los 6 años

En esta etapa el cerebro sigue en un estado de predisposición para aprender otro idioma. Es cierto que el aprendizaje ya no será algo tan natural como en la etapa anterior.

La clave de esta etapa es la exposición estable y continua a la segunda lengua en cuestión. El proceso de aprendizaje se basa en la experiencia, es decir debemos evitar explicaciones y favorecer el uso del segundo idioma.

De los 7 a los 12 años

A medida que avanzamos en edad, el aprendizaje de la segunda lengua pierde su carácter natural.

Sigue siendo primordial tener un contacto directo con el idioma y además se puede introducir alguna regla gramatical o aprendizaje más elaborado, eso sí, hay que intentar que siempre esté basado en experiencias concretas.

Aprender Ingles

¿Cómo se trabaja el aprendizaje de una segunda lengua en el colegio San Gabriel?

En el colegio San Gabriel se introduce la segunda lengua en primero de Infantil de manera natural, creando situaciones cotidianas. A través de rutinas, juegos y canciones que se introducen en la asamblea y en determinados momentos del día.

Trabajar la fonética es primordial para qué los niños aprendan la pronunciación de los sonidos que no forman parte de su idioma materno. 

En el primer ciclo de Primaria se mantiene la importancia del lenguaje oral ya que no empiezan a escribir hasta el segundo, donde ya se introducen además reglas gramaticales. 

Basamos el aprendizaje del idioma en un método comunicativo donde el inglés es el vehículo y herramienta para aprender, además del propio idioma, otros contenidos.

En resumen, aprender un idioma al igual que adquirir otras muchas destrezas en la vida, requiere de un aprendizaje constante y de una gran motivación ya que un idioma es algo vivo y cambiante.



La implementación de un programa de bilingüismo conlleva una serie de decisiones que tienen que ver con aspectos curriculares, metodológicos y de evaluación. Centrándonos en la metodología, el Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras (AICLE) nos ofrece una serie de ventajas relacionadas, por ejemplo, con el contexto para ampliar el impacto del enseñanza de materias en una segunda lengua, contenido para preparar a nuestro alumnado en sus estudios y destrezas futuras, lingüísticas para partir desde un enfoque eminentemente comunicativo, de aprendizaje para introducir diferentes estrategias interniveladas y culturales para promover una comunicación intercultural favoreciendo las destrezas comunicativas y participación en proyectos internacionales.

Desde el Colegio San Gabriel valoramos rigurosamente todos los aspectos comentados anteriormente para aplicarlos y desarrollarlos con nuestros estudiantes que cursan materias bilingües. Dicha implementación conlleva, al mismo tiempo, contagiar el centro educativo en distintas zonas o espacios en donde la comunicación en una segunda lengua está presente y convirtiéndose en una herramienta de comunicación alternativa e invisible.

Uno de los aspectos que tenemos en cuenta a la hora de planificar nuestras propuestas didácticas está centrado en tres elementos clave que recuperamos de la propuesta didáctica denominada tríptico lingüístico (1) en AICLE:

La lengua del aprendizaje

Es un primer paso de andamiaje en la planificación de las actividades en donde se decide cuál va a ser el vocabulario o expresiones importantes que los estudiantes han de aprender relacionados con los objetivos de aprendizaje propuestos.

Diseñar Materias Bilingües

La lengua para el aprendizaje

Sin duda, es el elemento más importante y que supondrá el éxito del proyecto o unidad desde la metodología AICLE. En este caso, invitamos a nuestros estudiantes a que usen un lenguaje funcional que no esté relacionado con los aspectos gramaticales o léxicos. Será aquel lenguaje el que les permitirá interactuar para organizarse, planificar, presentar un proyecto o realizar actividades adecuadamente.

La lengua a través del aprendizaje

En esta ocasión, el uso de una segunda lengua tendrá como consecuencia la integración de nuevas estructuras lingüísticas y léxicas que no se hayan planificado con anterioridad y que lleguen a formar parte del repertorio comunicativo de los estudiantes. Este tipo de aprendizaje tiene lugar cuando consultan materiales de apoyo como los diccionarios o piden la ayuda del profesorado.

Diseñar Materias Bilingües

En resumen, entendemos la integración del AICLE como metodología activa para y a través del aprendizaje. Supone disponer de oportunidades que se transformarán en una serie de materiales, recursos y tareas con las que nuestros estudiantes evidenciarán los objetivos de aprendizaje propuestos, sabiendo y siendo capaces de transferirlos a otros contextos.

_________________

(1) Coyle D, Hood, P, Marsh, D.(2012)  “CLIL. Content and Language Integrated Learning”. Cambridge University Press.

 

Jolly phonics

La enseñanza del inglés como segunda lengua es uno de los objetivos desde edades muy tempranas.  

En Educación Infantil nuestros alumnos aprenden la fonética inglesa a través de la metodología “Jolly phonics”. Esta metodología se basa en el aprendizaje de los 42 fonemas de la lengua inglesa. 

Enseñamos el sonido de las palabras y sus grafías obteniendo como resultado el saber leer y escribir en inglés. 

¿Cómo aprenden? 

Lo primero es enseñarles el sonido (s, ck, a, th, oi...) a través de una canción con mucho ritmo y haciendo gestos que, posteriormente, identificarán al leer la palabra. Después de enseñar la canción y aprenderla, realizamos una actividad en papel, intentando reconocer las palabras que tienen ese fonema. 

Con los más mayores empezamos a leer las palabras a través de flashcards con la palabra escrita: vamos leyendo fonema por fonema, siempre haciendo el gesto correspondiente a cada sonido, y después intentamos decir la palabra uniendo todos los fonemas. Esta metodología facilita la lectura cuando pasan a Primaria, sabiendo identificar fonemas y leyendo las palabras fácilmente. 

Además, a través del método “Jolly phonics”, podemos aprender divirtiéndonos. Los niños, en ambientes menos tensos, donde ellos se encuentran cómodos y motivados, adquieren un mejor conocimiento. Para ellos es un reto saber leer bien la palabra, se esfuerzan en intentarlo y en obtener un buen resultado. La competición les motiva a la hora de jugar, por lo que leer una flashcard correctamente es todo un logro para ellos. 

Otros juegos para poner en práctica los fonemas en inglés son las carreras: en el suelo colocamos varios fonemas, el profesor dice una palabra y los alumnos deben identificar el primer fonema e ir corriendo hacia él. A través de la repetición y la ayuda de las rítmicas canciones, los alumnos adquieren la correcta pronunciación de las palabras en inglés.

En conclusión nuestro objetivo es aprender jugando para que el aprendizaje sea significativo y cada alumno sea el protagonista de su propio proceso de aprendizaje. 

Body Avengers

Los alumnos de 3º y 4º de Primaria han trabajado durante el primer trimestre los contenidos de ciencias naturales (sciences), utilizando como lengua vehicular el inglés.

Durante una sesión, que comprende una hora y media del horario, los alumnos han trabajado en grupos cooperativos de distintos niveles (dos alumnos de 3º y dos de 4º) y con asignación de roles.

El trabajo en grupos cooperativos ayuda a los alumnos a compartir su trabajo y a aprender  juntos. También desarrolla las habilidades sociales y la participación sobre todo de aquellos alumnos que tienen más dificultades.

En este proyecto, los alumnos de 3º son tutorados por los de 4º, quienes les ayudan y les apoyan, teniendo claro que el resultado debe ser el bien del grupo.

El proyecto ha sido evaluado de manera constante. Se ha valorado cada actividad y no solo en el producto final, además los alumnos se han autoevaluado y también han evaluado tanto a su grupo como al resto de los otros grupos.

Otro aspecto que se incluye en este proyecto es el trabajo por competencias. Con esta forma de metodología, los alumnos son capaces de aprender atendiendo a las distintas competencias que marca el currículo, pues además de los contenidos que se trabajan en la asignatura de sciences y en el proyecto, se parte de conocimientos previos.

Durante este proyecto intervienen asignaturas como Sciences, English and arts y se han trabajado:

Servicios Buen Centro Infantil

Hoy en día la búsqueda del centro educativo perfecto para nuestro hijos se convierte en una carrera de fondo cuyo objetivo final no es otro que encontrar aquel que más encaje con nuestras convicciones, ideologías y estilo de vida, pero independientemente de todos estos factores, ¿qué servicios debe de tener un buen centro de Educación Infantil?

Quizás la primera impresión que puede influirnos a la hora de elegir es aquella que nos llevamos al ver la ubicación y el entorno. Es muy importante valorar el espacio que el centro dispone a su alrededor, así como la naturaleza que hay en él. Vivimos en un mundo acelerado, rodeados de asfalto y con ruidos por doquier, por lo que es muy valioso que el centro escolar cuente con zonas verdes, pinares, campos por los que correr y desarrollar la inteligencia naturalista. Disfrutar del medio ambiente en definitiva. 

Servicios Buen Centro Infantil

Por supuesto, no nos podemos olvidar de las instalaciones del centro: su variedad y amplitud serán un punto clave. En nuestro centro, contamos con aulas específicas preparadas para llevar a cabo diferentes actividades y materias: aula de música con instrumentos donde ensayar, sala de psicomotricidad, aula de inglés… Además de biblioteca y sala de estudio dónde pasar el tiempo libre.

Entrando en modelos pedagógicos, tenemos que abogar por una educación de calidad donde la motivación de los niños sea un punto clave que marque la diferencia. En estos momentos los niños necesitan una metodología motivante, diferente, que los haga partícipes de sus propios aprendizajes. Utilizar estimulación sensorial a través de mesas de luz, mesas de provocación, texturas… También la metodología flipped nos ayuda a trabajar desde casa ciertos aprendizajes con ayuda de las familias, siendo muy importante crear y conseguir un ambiente colaborativo entre familia y escuela, pues todos formamos un gran equipo

Además, si estamos interesados en una educación bilingüe, un centro de Educación Infantil debería ofertar un programa atractivo y motivador: no solo hablamos de hablar inglés, sino de  inmersiones lingüísticas o acceso a cursos que permitan obtener certificados oficiales de idiomas. En resumen, que prepare para una vida futura en la que los idiomas son un punto clave y que nos permita eliminar las barreras lingüísticas.

Por último, es importante valorar los servicios añadidos con los que cuenta: algunos aspectos como que disponga de cocina propia que permita ofrecer comida casera a diario, el servicio de madrugadores para favorecer la conciliación familiar o el transporte en caso de necesitarlo. La variedad de extraescolares también será un factor decisivo: deportes, música, inglés… aprovechando así el horario escolar de nuestros más pequeños.

Como conclusión, los servicios que debe de tener un buen centro de Educación Infantil determinarán la educación que van a recibir nuestros hijos. Pero no debemos de olvidar una parte fundamental: las personas que trabajan en él. La cercanía, el cariño que ofrecen a los niños y su propia formación hará que estos años se conviertan en maravillosos y guarden para siempre bonitos recuerdos.

Mejor Edad Aprender Ingles

El inglés, la asignatura pendiente de muchas personas, ¿qué nos pasa con la lengua de Shakespeare?

Dicen que la mejor edad para la adquisición de una segunda lengua es la primera infancia, ya que es en ese momento cuando el niño es como una esponja y va absorbiendo todo, tanto lo que oye como lo que ve

Si se pregunta a cualquier niño de tres a cinco años “¿cómo se dice azul en inglés?” Sin ningún problema responderá: “blue”.

La pregunta es: ¿se podría considerar eso como saber inglés? 

Mejor Edad Aprender InglesEstá claro que cuando antes se empiece el contacto con el inglés, antes se aprenderá y se asimilará toda su estructura y su vocabulario. Pero existe un matiz, los niños no aprenden el idioma, lo adquieren; al igual que adquieren su lengua materna. 

Cuando se visita un colegio bilingüe se escucha a los profesores saludar con un “good morning”, se les ve dar instrucciones con un “line up” o dar las gracias diciendo “thank you”. Los niños están acostumbrados a escuchar palabras y frases en inglés, lo entienden e incluso lo hablan; cambian de la lengua materna a la segunda lengua sin darse cuenta. Los más pequeños tienen mejor capacidad auditiva, tienen más estímulos y diferencian mucho mejor los sonidos. Esto en un adulto es más complicado, pues tienen que esforzarse más y su atención no es tan buena en determinadas circunstancias. 

También deberíamos tener en cuenta los métodos de enseñanza; antiguamente se centraban más en aprender la gramática, usando enfoques como el audio-lingual o el de gramática-traducción. Estos modelos eran repetitivos y basados más en la escritura que en la comunicación. Posteriormente se introdujo el enfoque comunicativo y el de Respuesta Física Total o RFT, donde se ponía en marcha la función real de la comunicación a través del “speaking”.

Actualmente tenemos la oportunidad de acceder a numerosos y diferentes recursos para adquirir una segunda lengua, facilitando el proceso de enseñanza-aprendizaje. 

Mejor Edad Aprender InglesLos niños están recibiendo constantemente estímulos. Algo que les ayuda a adquirir la lengua inglesa es la música, las canciones que tanto les gustan y que empiezan a tararear sin darse cuenta. Procesan de manera más rápida la fonética y la pronunciación simplemente por el hecho de ser niños; su cerebro les permite hacerlo de manera natural. Los más pequeños entienden fácilmente los mensajes que reciben, independientemente del idioma; su cerebro absorbe como una esponja toda esa información con un mínimo esfuerzo. Conforme se va acercando la edad adulta las dificultades aparecen, la pronunciación, por ejemplo, no suena tan natural, el adulto tiene una pronunciación más españolizada y ya debe esforzarse para adquirir el idioma ya que el inglés interfiere con su lengua materna. 

Por todo lo anteriormente mencionado, la mejor edad para aprender inglés es desde que nacemos hasta los tres años, que es cuando los niños empiezan a hablar con frases más estructuradas. Este proceso puede alargarse hasta los siete, diez y doce años; siempre se puede aprender inglés, incluso de adulto, pero la mejor edad para adquirir una segunda lengua de manera más natural y casi sin esfuerzo es cuando somos niños, convirtiendo este aprendizaje en un juego. 

 

 

Multiculturalidad

En un mundo cada vez más globalizado, la heterogeneidad dentro y fuera de las aulas es un fenómeno cada vez más común en nuestra sociedad. 

La multiculturalidad es un término que se define como la existencia de diversas culturas que conviven en un mismo espacio geográfico o social. Por tanto, la escuela, como uno de los principales agentes de socialización, debe ser un lugar donde los niños y jóvenes adquieran conocimientos pero, sobre todo, valores. Lograr una escuela plenamente inclusiva empieza por la educación multicultural. 

En San Gabriel creemos que una enseñanza que incluya el multiculturalismo desde distintas áreas, hará que los estudiantes adquieran valores como la empatía y el respeto a la diversidad y, en definitiva, contribuirá a que sepan convivir en una sociedad globalizada. 

Sin duda, el aprendizaje de uno o varios idiomas extranjeros va unido a la multiculturalidad. Es por ello que desde el departamento de bilingüismo y en las asignaturas de inglés y francés, se ofrecen a los alumnos distintas actividades con el objetivo de ampliar su conocimiento cultural y desarrollar el pensamiento crítico mediante el descubrimiento de otras culturas y realidades.  

El aprendizaje de un idioma va de la mano del respeto por las tradiciones y costumbres de otros países; por eso en San Gabriel consideramos que se debe profundizar en las similitudes entre culturas, y no en las diferencias, para lograr de este modo una educación multicultural inclusiva que trabaje por la eliminación de prejuicios y estereotipos. Además, fomentar las diferencias entre países puede provocar separación entre personas que deben saber convivir, ya sea dentro o fuera del colegio. 

Por tanto, nuestra filosofía es que la multiculturalidad es sinónimo de enriquecimiento para nuestros alumnos.

MulticulturalidadOtro beneficio de la educación multicultural es su contribución a la cohesión grupal. Está demostrado que una buena cohesión grupal permite elevar el rendimiento tanto a nivel grupal como individual. Dentro de un grupo cohesionado incrementa el sentimiento de seguridad, disminuye la ansiedad y aumenta la autoestima, facilitando la motivación del estudiante. 

En este sentido el rol del docente es decisivo, y en el aula debe promover la comunicación como herramienta de comprensión mutua y el descubrimiento del valor de lo diferente. 

Como vemos, el multiculturalismo pedagógico no resulta algo sencillo, pero hoy en día la globalización y las nuevas tecnologías han contribuido al acercamiento a otras culturas. También en el ámbito de la cooperación internacional ha habido grandes avances para el desarrollo de la educación multicultural, y plataformas como eTwinning ofrecen a los centros escolares de distintos países europeos la posibilidad de compartir, colaborar y desarrollar proyectos en común.  

Desde San Gabriel queremos transmitir el mensaje de que educar en valores desde la multiculturalidad es una herramienta necesaria para que todos los alumnos, independientemente de su origen o cultura, sientan que pertenecen a una misma comunidad educativa. 

“If you talk to a man in a language he understands, that goes to his head. If you talk to him in his language, that goes to his heart” (Nelson Mandela). 

 

Bilingüismo Infantil

La constante necesidad de comunicarnos en la sociedad actual conlleva que el aprendizaje de un segundo idioma, como es el caso del inglés, suponga desde edades tempranas un pilar fundamental a la hora de decidir dónde vamos a llevar a nuestros hijos. De ahí que la importancia del bilingüismo en la Educación Infantil sea un factor clave que cada vez más, prácticamente todos los centros educativos tienen presente.

Según Geoffrey Williams: “no se puede entender un idioma, hasta que se entienden por lo menos dos”. Por lo tanto, cuanto antes se introduzca al niño en el bilingüismo, antes se logrará que comprenda y asimile dos idiomas de forma fluida y eficaz. A su vez, se le prepara para poder asimilar otra cultura como si fuese propia en cualquier lugar del mundo e involucrarse en ella. Actualmente, se pretende que el niño viva y experimente cómo algo natural, una inmersión lingüística en el segundo idioma, donde surja el deseo y la motivación por aprender los elementos culturales que la componen.

Uno de los aspectos clave que tenemos en cuenta a la hora de planificar la enseñanza de una segunda lengua en nuestro colegio,es tener presentes los gustos y las  aficiones del niño, y aprovechar el entorno natural tan privilegiado con el que contamos. Es evidente que el inicio en el bilingüismo es más motivador para el alumno, si se utiliza para ello un método atractivo. Por ello, usamos jolly phonics en Infantil, dado que nos permite que los niños aprendan los fonemas en inglés de forma progresiva a través de un cuento y una canción relacionada. Una vez los tienen asimilados y adquiridos, pasarán a juntarlos y así, poder empezar a leer y a escribir lo que se conoce como CVC words, o lo que es lo mismo, palabras sencillas compuestas por una consonante, una vocal y otra consonante.

Bilingüismo Infantil

Nuestro objetivo es, por tanto, fomentar y favorecer el aprendizaje de un segundo idioma, como es el caso del inglés, mediante actividades y juegos cooperativos y atrayentes. El niño es en todo momento protagonista de su propio aprendizaje. Así, el proceso de enseñanza-aprendizaje se desarrolla de una forma lúdica donde todos los niños participan en los juegos que se preparan para ello.

De la misma manera, disponer de un banco de recursos con diversos juegos y actividades para aprender inglés, jugando en el entorno natural del que disponemos, es una apuesta segura. Podemos citar algunos ejemplos como sería el storytelling, contamos al aire libre, dados gigantes para aprender vocabulario, flashcards hechas según el proyecto o el tema que se va a trabajar en ese momento, alfombras de jolly phonics por niveles, marionetas creadas por los propios alumnos con las que dramatizar o contar un cuento en la segunda lengua. Todos estos son algunos de los juegos que sin duda favorecen que el aprendizaje de una segunda lengua desde pequeños sea algo motivador y natural.

 Todo esto sin perder de vista, como hemos dicho antes, que los alumnos sean siempre los protagonistas absolutos de su propio aprendizaje. 

Bilingüismo Infantil

 

Hoy en día, debido al modelo globalizado de sociedad en  que vivimos, resulta primordial el bilingüismo. Progresivamente aumentan a diario las relaciones entre diferentes países a todos los niveles y el inglés, principalmente, se ha establecido como uno de los idiomas de referencia.

El aprendizaje de este idioma aporta una mayor seguridad a los alumnos para enfrentarse a las necesidades de esta sociedad globalizada y es por ello que, actualmente, muchos centros educativos han optado por una enseñanza bilingüe como es nuestro caso pero… ¿por qué en Educación Infantil? A menudo se compara al niño como un “libro en blanco” o una “esponja” que absorbe todo, y esto  es debido a que en los primeros años de la infancia, es cuando se desarrollan determinadas zonas del cerebro fundamentales en el aprendizaje lingüístico. Cuanto más pequeño sea un niño, más facilidad tendrá para familiarizarse y aprender otro idioma que no sea el nativo a través de la escucha del mismo en su entorno educativo, pues es en estos años cuando el cerebro del niño presenta una plasticidad que va perdiendo según va creciendo hasta llegar a la edad adulta.

 Ser bilingüe no solo facilita al niño su integración en el mundo globalizado en que estamos inmersos sino que además le aporta una serie de beneficios en su desarrollo personal e intelectual: 

En esta etapa, el niño aprende de forma natural, sin esfuerzo, por imitación.

¿Cómo adaptamos el bilingüismo en Educación Infantil en nuestro Centro Educativo?

¡Del modo más simple posible! El niño, cuando comienza Primero de Educación Infantil con tres años, probablemente sea la primera vez que entre en contacto con un idioma diferente al suyo materno y, por tanto, es necesario que éste le resulte atractivo. 

Para fomentar su “curiosidad” programamos unas actividades en las que el niño se sienta implicado con el idioma, que favorezcan un aprendizaje ameno, dinámico, comunicativo e interactivo. Así pues, realizamos una variedad de actividades con diferentes materiales. 

Comenzamos las sesiones con una asamblea donde se establecen unas rutinas en clase: frases cotidianas, saludos, despedidas, expresiones meteorológicas de cada día, etc. 

En el Colegio San Gabriel, abordamos el bilingüismo a través del estudio del fonema y su grafía, con una metodología multisensorial: imágenes, sonidos, gestos… que facilitan su aprendizaje a todos los alumnos sin excepción.

Consideramos de gran importancia desarrollar una metodología comunicativa y lúdica ya que el uso de la lengua es la herramienta de comunicación entre los propios alumnos y entre ellos y su profesor.

Nuestro alumnado es motivado a través situaciones comunicativas  cotidianas que incluyen historias, canciones, ilustraciones, vídeos, humor y, especialmente, gamificaciones, que son el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos. Así mismo, adaptamos el método Flipped classroom con los más pequeños y utilizamos herramientas TICS que nos permiten el aprendizaje lingüístico de una manera  entretenida, divertida. 

Y sobre todo, algo muy importante para el buen desarrollo de nuestras sesiones lectivas, es que tenemos en cuenta que cada niño es diferente y adaptamos el aprendizaje del idioma a su necesidad particular; buscamos que se familiarice con él poco a poco, sin crear un sentimiento de obligatoriedad o imposición. Cada niño debe seguir su propio camino de aprendizaje pero siempre guiado y apoyado por su profesor.   

 

Aprender en Science

Enseñar una lengua extranjera es siempre un reto, no sólo para los profesores, también para los alumnos. Hoy en día las nuevas tecnologías nos abren una  gran variedad de recursos con los que los profesores cuentan para sacar  ventaja y mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje. Hay que tener en  cuenta que, aparte de estos recursos, los profesores deben elegir un método efectivo adaptado al aula y las necesidades de sus alumnos.  

Es difícil elegir el método correcto ya que es la suma de varios los que tienen el  éxito asegurado. A los niños les encanta jugar y aprender divirtiéndose, sin ser  conscientes de que están adquiriendo nuevos conceptos; un ambiente más  relajado y sin presiones en el que los alumnos participan e interactúan con el  profesor y sus compañeros facilitan el aprendizaje e inspiran el proceso.  

Aprender en Science

En el colegio San Gabriel, además de trabajar con Flipped Classroom,  trabajamos con proyectos. Es un método de aprendizaje en el cual los alumnos  son los protagonistas de su propio proceso, haciendo uso de innumerables  recursos y siendo el profesor su guía. Los alumnos aprenden a aprender, una  de las competencias clave en educación, deberán investigar y pensar en cómo  guiar su aprendizaje.  

En el tercer trimestre de 4º de Primaria hemos puesto en práctica esta metodología ABP en Science, una manera distinta de aprender inglés a través  de las ciencias. Es importante que las ciencias y el inglés formen un todo y que  no se dificulte el aprendizaje debido a la lengua extranjera. Los alumnos  trabajan los conceptos a través de la información que se propone, ya sean  vídeos, artículos o explicaciones. Ellos, de manera autónoma, recogen la  información y realizan un mapa mental sobre los contenidos. A través de la  consecución de varias tareas y actividades, se llevará a cabo el producto final  donde se verá reflejado todo lo adquirido en el proceso. En este caso los  alumnos de 4º de Primaria realizaron un diorama sobre distintos ecosistemas;  utilizaron plastilina, piedras, flores, hierba, pinturas, algodón, etc, todo lo que  necesitasen para representar su ecosistema. Posteriormente, lo presentaron a  la clase explicando sus características y dónde encontrarlos. 

Aprender en Science

Otras tareas que se realizan son presentaciones a través de aplicaciones como  Toontastic, una manera muy divertida de explicar con sus propias palabras los  diferentes tipos de ecosistemas. Los alumnos recogen la información del ecosistema y crean una historia con diferentes personajes explicando las  características propias de éste. Todo debe ser muy visual para que los alumnos  no tiendan a errores conceptuales y de vocabulario.  

Otra manera de trabajar Science en inglés es realizar un lapbook. Para  aprender sobre animales vertebrados e invertebrados a los alumnos se les  facilita el guion de los contenidos y ellos deben completar la información mediante el visionado de vídeos, listenings y lecturas. En el lapbook aparecen  dibujos y ellos deben colorear y distribuir en una cartulina a modo de libro las  diferentes tipos y características de los animales. Un punto fuerte en los ABP  es el trabajo en grupo, sobre todo en inglés, ya que la cooperación entre  compañeros ayuda a la consecución de los objetivos; donde un alumno no  llega, está su compañero para explicar o traducir alguna palabra desconocida.  

Aprender en Science

Una de las últimas actividades que hemos realizado relacionada sobre el  aprendizaje de los cinco sentidos es una cata de productos. Con los ojos  vendados debían reconocer diferentes olores y sabores (“sweet”, “sour”, “salty”  and “bitter”). De esta manera aprenden jugando y observando al resto de  compañeros.  

En Science tienen mucha importancia los procedimientos, entender el  contenido y no tanto la gramática, teniendo en cuenta que el objetivo único es  que adquieran conocimientos relacionados con las ciencias, pero nunca  dejando de lado la lengua extranjera. A través de la búsqueda de información  en inglés el alumno adquiere nuevo vocabulario y, de manera inconsciente,  estructuras gramaticales de la lengua extranjera

Aprender en Science

Conéctate al colegio

Educamos
menuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram