Educamos

¿Quieres llegar a ser ese profesional de los sistemas microinformáticos y las redes informáticas imprescindible no solamente en el 99% de las empresas si no también para el 100% de tus amigos, conocidos y familiares? Con el Grado en Sistemas Microinformáticos y Redes que ofrecemos e impartimos en el Colegio San Gabriel… ¡Llegarás a eso y mucho más!

¿Qué es el nuevo Grado de Sistemas Microinformáticos y Redes que ofrece el colegio San Gabriel Zaragoza? 

El nuevo grado de SS.OO y Redes que impartimos en el colegio San Gabriel es una formación, principalmente práctica, impartida por docentes que no solamente llevan años ejerciendo la docencia con éxito y con profesionalidad,  sino que también han ejercido o ejercen a día de hoy, una profesión relacionada 100% con este Grado en cuestión o las asignaturas impartidas.

Alumnos del Grado en Sistemas Microinformáticos y Redes
Alumnos del Grado en Sistemas Microinformáticos y Redes

Es un grado totalmente actualizado y adaptado a las nuevas tecnologías, sin descuidar las “menos nuevas”, en el que se puede aprender a montar una red local desde 0 (aprendiendo cómo se configuran y cómo se comportan TODOS los medios y dispositivos de red) hasta incluso la administración de servidores con sistemas operativos en red.

Se aprende también a diagnosticar todo tipo de averías en un PC (ya sea portátil, all in one, barebone, minipc, PC de torre…) ya sean lógicas (Software) o físicas (hardware) y, no solamente a diagnosticarlas, ¡evidentemente, también a repararlas!

¿Cuáles son los objetivos principales de este grado? 

Los objetivos del Grado en sistemas microinformáticos y redes son, principalmente, conseguir que todos nuestros alumnos terminen el grado 100% preparados para empezar una exitosa y fructífera carrera profesional como técnico de sistemas, teniendo en cuenta que, como es lógico, un técnico en sistemas NUNCA deja de tener que estar formándose y aprendiendo las nuevas tecnologías, tendencias y técnicas de reparación.

Este grado es el inicio de un camino de constante evolución y en el que lo más importante es, además de la profesionalidad y la consecución exitosa de las tareas/ trabajos que, como técnico, puedan surgir, es estar en continua evolución.

Por ello, también, uno de los objetivos principales del equipo docente es conseguir que los alumnos estén continuamente evolucionando tanto como personas como técnicos, no solamente en el tiempo que pasen en el colegio San Gabriel, sino durante toda su vida profesional.

Alumnos del Grado en Sistemas Microinformáticos y Redes

¿Qué oportunidades de trabajo pueden tener los estudiantes una vez finalicen este grado? 

En la época en la que vivimos, no solamente en Aragón o en España sino en todo el mundo, la tecnología y la informática es algo que se usa no solamente una vez al día y en entornos laborales sino en todos los ámbitos de la vida.

Todas las compañías  del tejido empresarial tanto a nivel autonómico como a nivel nacional tienen uno o varios técnicos informáticos que son los encargados de subsanar los posibles problemas que vayan surgiendo. 

Da igual que sea una empresa de logística, una fábrica… actualmente la informática está en todos los sitios y es obligatorio y necesario tener a alguien que sepa y pueda reparar las averías en poco tiempo y eficientemente.

Con todo esto, queremos recalcar que hay muchas oportunidades de trabajo para los estudiantes del grado en sistemas microinformáticos y redes.

Técnicos de sistemas en academias de formación, por ejemplo, técnicos de sistemas en PYMES, en grandes empresas… No solamente encargados de reparar averías sino, también de montar redes locales LAN en las empresas, diseñándolas desde 0 y administrandolas una vez estén funcionando. Otra salida es la de la docencia, pudiendo impartir las materias relacionadas tanto en academias de enseñanza privada como en diferentes tipos de centros educativos.

El grado de sistemas microinformáticos y redes, sin duda es un grado con muchas posibilidades.

¿Cómo se diferencia este grado ofrecido en San Gabriel de otros programas similares?

En el grado en Sistemas microinformáticos de San Gabriel tenemos muy claro que la mayor diferencia entre nosotros y el resto de los programas similares es, sobre todo, la cantidad de años que llevamos impartiendo formación a diferentes niveles educativos.

Además, tenemos la suerte de contar con unas instalaciones en un entorno privilegiado en el que los alumnos disfrutan, no solamente aprendiendo en nuestras aulas equipadas y preparadas para la vida “moderna” tecnológica en la que estamos inmersos, sino que también disfrutan de un entorno en plena naturaleza con unas instalaciones amplias y con todo tipo de necesidades cubiertas.

Pero el valor que más nos diferencia si cabe con el resto, es el equipo humano con el que contamos (docentes, personal de servicio, personal de administración…) Es un equipo que, no solamente está totalmente actualizado y usa las últimas tecnologías educativas disponibles, sino que además es un equipo con una calidad humana y personal que se preocupa por que los alumnos aprendan, y lo que es más importante, por que crezcan como personas y como profesionales.

En resumen, te invitamos a que nos preguntes por nuestros grados. Nosotros estaremos encantados de darte la bienvenida al Colegio San Gabriel y de que seas parte de nuestra familia.

El conocimiento del medio que nos rodea, desde el punto de vista forestal, implica, además de otras muchas cuestiones importantes, tener conocimientos de cómo es el terreno en el que desarrollar trabajos posteriores.

Los alumnos de primero de Ciclo Formativo de Grado Medio de Técnico en Aprovechamiento y Conservación del Medio Natural, se enfrentaron a la última parte del módulo de Fundamentos agronómicos  en el que se desarrollan los contenidos de operaciones topográficas.

Una vez explicada la teoría en clase, fase en la que, aplicando el método Flipped Classroom, se adquieren los conocimientos previos y se resuelven las posibles dudas, así como se adquieren habilidades en la resolución de las operaciones de cálculo con ejemplos, nos lanzamos a aplicar todo lo aprendido sobre el terreno.

Para ello, una vez equipados con el trípode, estadía y nivel topográfico nos dispusimos a llevar a cabo un levantamiento topográfico de una parcela sencilla, con el fin de poner en práctica los conocimientos adquiridos previamente, y complir los objetivos planteados en este proyecto como son el manejar el citado aparato, realizar una correcta lectura de hilos, rellenar un estadillo y obtener los datos necesarios para el cálculo de las cuestiones que se plantean.

Para este trabajo los alumnos se dividirán en grupos de tres, y se encargan de hacer las mediciones oportunas con el fin de obtener la superficie de dicha parcela, obtener el desnivel entre dos puntos indicados en esa parcela determinada,así como la elaboración de un croquis que describa de forma fiel y correcta el emplazamiento donde se va a realizar el trabajo topográfico.

Motosierra

Una de las cosas que más gusta al alumnado cuando empiezan el Grado de Técnico en aprovechamiento y conservación del medio natural, es que tienen que aprender a manejar una serie de máquinas relativamente peligrosas.

En la mayor parte de los casos, no han tenido ningún contacto con motosierras, desbrozadoras o tractores, por lo que lo primero que tienen que hacer es conocer la máquina y los peligros inherentes. Para ir mejorando en su conocimiento y manejo, hemos creado un carnet de puntos por el que los alumnos van subiendo.

En los primeros niveles, el alumnado tiene que ver una serie de vídeos y responder unos Formularios de Google o unos Socrative sobre las partes de la motosierra o los EPIs necesarios. (nivel básico)

Motosierra

Cuando superan estos primeros niveles, ya pueden coger la motosierra y aprender dónde se echa la mezcla de gasolina o el aceite de la cadena, aprenden a montarla y desmontarla y a afilar la cadena. Como producto final en este nivel tienen que grabar un vídeo explicando todo esto (nivel intermedio).

Por último, el alumnado aprende a arrancar y utilizar la motosierra en trabajo real desramando o podando árboles en el suelo. Estos alumnos ya pueden ayudar a los de nivel básico (nivel experto).

El último nivel al que se puede acceder se consigue apeando árboles y detectando y solucionando problemas en la motosierra. Para superar este nivel deben probar que han superado ambas situaciones (nivel profesional).

De esta forma, el alumnado se ve involucrado en el proceso de aprendizaje y sabe en todo momento qué tiene que hacer para seguir subiendo de nivel.

Subastas Sector Forestal

La mayoría de las personas entendemos mejor las cosas si las podemos visualizar y somos partícipes de ellas. Es por ello, que los alumnos de aprovechamientos forestales, realizaron una subasta de madera.

Ellos eran los protagonistas en todo momento, desde los propietarios del monte, hasta los maderistas. Todos disponían de dinero ficticio, exactamente 200.000 €, y con eso tenían que pujar por seis aprovechamientos en total.

Cada uno tenía que ser capaz de “vender” su madera de una forma atractiva y generando mucho beneficio económico, para que todos quisieran pujar por ella.

Durante el proceso, los alumnos calculaban la cantidad de metros cúbicos que podrían obtener, la calidad de la madera, las especies a cortar, el terreno, la maquinaria a emplear, los días de trabajo y los trabajadores necesarios para su total aprovechamiento.

Una vez se abrieron las plicas, se dieron cuenta de que todos habían pujado más o menos con la misma cantidad de dinero. Además, una de las subastas, fue la que más beneficios daba, y ellos fueron capaces de verlo sin problemas.

Una vez finalizada la experiencia, reflexionaron sobre todo lo que tuvieron que pensar para aplicar los conocimientos adquiridos durante el curso.

Fueron conscientes de que todo es importante en el sector forestal y los árboles ¡no son solo madera!

Ludificacion FP

La docencia es una profesión que requiere de un continuo aprendizaje por parte de los profesores. Puede parecer algo contradictorio, pues son los docentes los que deben tratar de inculcar conocimientos y competencias a los alumnos, es decir a enseñar, tanto la teoría de la asignatura, como su aplicación en la vida diaria.

Sin embargo, no se trata de ninguna contradicción. El docente está en una continua búsqueda de transmisión del conocimiento, y es consciente de lo que funciona para unos alumnos puede que no funcione para otros dentro del mismo nivel  (ejemplo: clases distintas de tercero de la ESO) o incluso dentro de la misma clase de alumnos (ejemplo: en segundo de Grado Superior). Con esta tesitura los maestros deben buscar nuevas técnicas que hagan la explicación más sencilla de entender, bien porque comprometan a los alumnos a participar directamente, bien porque el modo de trasmitir la información les enganche.

Es muy probable en ese continuo devenir de cómo llegar a sus alumnos, muchos docentes utilizasen con antelación, lo que hoy en día se conoce como gamificación, aunque en castellano lo llamamos ludificación. ¿Pero en qué consiste?, ¿jugar en el aula? Así es.  Aquí tenemos ejemplos que se han utilizado en ciclos.

Ejemplo 1: Segundo de Grado Superior de Forestales.

Para introducir una unidad didáctica que requiere memorizar nombres y conceptos referentes a los métodos de censo que se pueden realizar en un coto de caza, en la asignatura Gestión Cinegética, se les propuso un juego competitivo. Cada alumno debía resumir las definiciones a su manera con una palabra, que apuntaban en un folio, después elegían a un compañero para preguntar qué definición era, diciendo el que preguntaba su palabra. Si no acertaba la respuesta perdía una vida de seis, pero si el que había preguntado decía mal la definición también perdía una vida. Luego había tres comodines que se podían utilizar y tres preguntas generales que el profesor hacía a cualquiera, donde todo el grupo perdía una vida si fallaba la respuesta el alumno elegido. De esta manera se consiguió que los alumnos se esforzaran en aprender las definiciones de un modo más divertido que el simple hecho de memorizar sin más. Por supuesto que las tenían que memorizar, pero con un fin diferente al de retenerlas en la mente para un posterior examen, las memorizaban para no perder en la partida.

Ejemplo 2: Primero de Grado Medio.

Para llevar a cabo la memorización los nombres de métodos de capturas y marcaje de animales salvajes, en la asignatura Gestión Cinegética, se les dejó leer la unidad didáctica correspondiente durante los minutos necesarios y cuando estuvieron preparados, se cerraron los ordenadores se juntaron la mesas formando una superficie grande y se les entregó unas tarjetas con los nombres de las definiciones que debían ordenar como si fuese en esquema de llaves. Tenían tres oportunidades, si lo hacían bien subían medio punto. Lo hicieron bien.

Así es como, en ocasiones, los docentes aprendemos a crear actividades lúdicas para transmitir mejor los conocimientos a nuestros alumnos, que por otros métodos hubiera calado menos en los alumnos.

Espacios Abiertos Aula

En nuestra formación académica muchos de nosotros nos hemos visto situados en el interior de un aula, limitada por sus cuatro paredes (alguna de ellas con sus correspondientes ventanales al patio o la calle), techo y suelo, apoyados por medios visuales antiguos, como pizarras o posters, o contando con las nuevas tecnologías, con tabletas, monitores de televisión y ordenadores portátiles, entre otros. Y quizá, mientras la maestra o el maestro intentaba hacernos llegar sus conocimientos, nuestra atención recayera por un instante en el exterior y nos preguntásemos: “¿cómo sería recibir una clase fuera del aula?”

Por supuesto hay clases que se pueden impartir fuera de un aula, como es el caso de la Educación Física, pero ¿qué pasa con las demás materias que se imparten en Primaria, ESO, Bachillerato o Ciclos de Grado Medio y Superior?

Por desgracia, muchos colegios no pueden encontrar respuesta a dicho interrogante, bien por sus instalaciones, bien por su ubicación, o bien por su interpretación de la docencia. Pero ninguna de estas tres posibilidades se dan en el Colegio San Gabriel, donde sus instalaciones, con magníficos espacios abiertos, su ubicación privilegiada o su interpretación de la docencia no sólo aconseja, sino que también anima a que se hagan realidad las clases al aire libre. Siendo así, los profesores cambian las paredes de su aula por el canto de los pájaros, sacan las sillas al patio colocándose a la sombra de la arboleda, o ejerciendo la enseñanza paseando. Recordando los paseos, por los jardines alrededor del aula, de Aristóteles y sus alumnos en la Grecia Clásica, reflexionando y debatiendo sobre la cuestión que su maestro les había planteado.

Los docentes de San Gabriel, siguiendo la metodología instaurada del Flipped Classroom, se convierten en guías tras lanzar ideas, problemas, retos, situaciones previsibles en su futuro laboral, a los alumnos en esas clases al aire libre. Y es entonces donde se aprecia un cambio más positivo. 

Curiosamente, los alumnos están más atentos y participativos, porque sus sentidos disfrutan de fragancias, los sonidos, la brisa, el calor, la libertad para moverse. Son momentos donde los docentes saben ofrecerles tareas por equipos, dependiendo el resultado final de la cooperación entre ellos. Desde resolución de problemas, buscando pistas entre el entramado de árboles, con el manejo de los conocimientos adquiridos previamente en orientación (con la ayuda de mapas, brújulas e indicios en la naturaleza), hasta el trazado de rutas en bicicleta y su realización.

Yendo aún más lejos, en San Gabriel se establecen tareas al aire libre que facilitan la interrelación entre cursos. En un caso en concreto, los alumnos de Ciclos Formativos de Forestales han realizado una pista de entrenamiento (a pequeña escala) utilizando la madera, como elemento constructivo principal y otros materiales reciclados, añadiendo sus propias creaciones y pruebas, al planteamiento inicial del profesorado. 

Esta pequeña pista de entrenamiento tenía el objetivo de ofrecer un nuevo producto a los docentes de Educación Física, pero ha trascendido más aún, siendo un lugar donde los alumnos de Primaria se acercan a explorar y disfrutar.



Rubricas FP

Llegados a estas fechas, los alumnos y profesores empiezan a visualizar el final de curso, con lo que conlleva realizar exámenes y pruebas finales. En la Formación Profesional, la mayoría de las evaluaciones son prácticas, trabajos, exposiciones y algún que otro examen teórico. 

Generalmente, los estudiantes están habituados a realizar pruebas escritas, pero no tanto a ser evaluados a través de otras metodologías. Es por ello, que se ayuda a centrar los aspectos importantes a través de las rúbricas. 

Dependiendo de la actividad y unidad didáctica se elaboran unas u otras, por ejemplo en las presentaciones es muy importante la calidad de la exposición, los gestos y fluidez de los discentes para poder expresar el tema a tratar de forma correcta.

En cambio, cuando los alumnos realizan exámenes prácticos, unos días antes de la prueba ya tienen su forma de evaluación, con la correspondiente calificación de cada aspecto importante antes del examen.

Para visualizar mejor los diferentes tipos de evaluación, se detallan a continuación:

En conclusión, la evaluación de la Formación profesional debe ser un proceso que sea de la manera que sea, debe conseguir identificar y verificar los conocimientos, los objetivos y las habilidades de los alumnos, así como analizar y observar el avance de los procesos de aprendizaje, y sin duda la rúbrica es un elemento clave para esta labor. 





 

Carrera Solidaria

El pasado 21 de marzo se llevó a cabo la V edición de la carrera solidaria organizada por los alumnos de 6º de Primaria del colegio San Gabriel de Zuera.

Este año la recaudación ha sido destinada en su totalidad a Greenpeace para su proyecto ColesxGreenpeace, cuyo objetivo es organizar carreras por todos los centros escolares que quieran participar en la lucha por la protección de los océanos. 

Dicha carrera fue el producto final de un proyecto llevado a cabo por los alumnos de manera cooperativa, guiada por sus diferentes profesores con foco principal en el área de Educación Física. 

Carrera SolidariaEl objetivo principal de este proyecto es conseguir que los alumnos sean capaces de organizar un evento de gran magnitud en la que participen una media de 400 corredores, para ello parten de la creación de unos comités elegidos por ellos mismos, en los que deben desempeñar diferentes funciones como el diseño de los dorsales, campañas publicitarias, creación de un mercadillo solidario, organización de las ventas de los productos y ponerse en contacto con la asociación implicada en la carrera. También conseguir la colaboración de distintos personajes públicos para dar visibilidad a la carrera, y diversas tareas que son llevadas a cabo gracias a lo aprendido en las diferentes áreas impartidas en el curso. 

Todo estas tareas se ven reforzadas gracias al modelo pedagógico del centro, el “Flipped Classroom”, ya que permite a los alumnos trabajar por pequeños módulos, los saberes necesarios que les permiten desarrollar el proyecto, incrementando el tiempo útil en el centro para poder desempeñar las funciones que les han sido encomendadas por los propios comités. 

Carrera SolidariaOtro de los puntos que tenemos que destacar es el entorno en el que se encuentra el centro educativo. San Gabriel está rodeado de un bosque y situado en medio de una finca agraria, ubicación que permite organizar una carrera con una paisaje envidiable y en el que muchas familias ya consideran un recorrido icónico del colegio por su larga tradición. 

Los propios alumnos valoran siempre de manera muy positiva la participación en la organización del evento, pasándose el testigo entre compañeros de etapa ya que los alumnos de 5º de Primaria de este curso ya están pensando en cómo podrán desarrollar la siguiente edición. 

Como colofón al proyecto después de varios meses de esfuerzo, organización y dedicación, incluso en tiempo extraescolar, podemos decir que la recompensa es más que gratificante, no solo por el ambiente de compañerismo que se disfruta a lo largo de la jornada y por el espíritu deportivo que surge entre todos los participantes de diferentes edades y cursos, sino también porque todo el esfuerzo se ve recompensado y materializado en una ayuda a una ONG que los propios alumnos han elegido, y este año podrán decir que ellos contribuyeron a que nuestros océanos sean mejores en el futuro.

Roles en FP

Diremos que la palabra “roles” proviene del inglés que la tomó prestada del francés “rôle”, y se entiende desde el punto de vista anglosajón como el papel que desempeña un actor o actriz en una obra. Al incluir este término en la educación, ¿estamos comparando la educación con un teatro? En cierto modo así es. Pero un teatro de operaciones, donde se pone de manifiesto el proceso de enseñanza aprendizaje.

Para algunos autores los roles hacen referencia a los actores principales en la educación: las familias, los alumnos y los profesores. Para otros, los roles se limitan a los alumnos y profesores, incluyendo los más tecnológicamente mentalizados en este reparto a las Tecnologías de Información y Comunicación. Otros, que experimentamos el arte de la docencia en directo, sin decorados, ni apuntador, ni público, nos referimos a los roles como la capacidad de crear conocimiento, educar en el asombro y la experiencia. Dotando a nuestros alumnos la posibilidad de convertirse en actores de la experiencia. ¿Cómo? Estableciendo una serie de actividades, en las que el conjunto de la clase va a intentar poner en práctica los conocimientos que se han ido presentando a lo largo de una unidad didáctica o de un apartado de la misma. Lo comprenderemos mejor con un par de ejemplos muy ilustrativos.

Ejemplo uno, cada alumno un rol:

Se explica a los alumnos una determinada tarea a raíz de los contenidos de la materia. En este caso, dentro de incendios forestales, se habla de los cortafuegos. Es decir, hacer fuego para combatir otro fuego. Es un proceso laborioso que requiere de un equipo de profesionales variado como: un coordinador, jefe de comunicaciones, de logística, de brigada y personal de retenes. Ahora, se transporta ese conocimiento al plano real y se hace una práctica de campo, utilizando agua en lugar de fuego, para recrear el escenario. Dando a cada alumno el papel de uno de los profesionales citados. Así pues, el alumno ocupa el cargo y la responsabilidad de los profesionales de los retenes forestales, experimentando en sus carnes lo que conlleva semejante labor. Todo ello guiado por el profesor, que además les irá poniendo traba (trabas reales basadas en la experiencia). Con ello el alumno siente la presión, la tensión y la grandeza del momento y convierte la teoría en experiencia de vida. No tan real como la verdadera, pero sí cercana.

Roles en FP

Ejemplo dos, todos los alumnos el mismo rol:

A todos los alumnos se les entrega el mismo papel a representar, el de un vendedor de un artículo de uso cotidiano, del que deben averiguar en pocos minutos todo lo que puedan. Después, uno a uno van exponiendo las virtudes del artículo a sus compañeros. Con ello conseguimos que los alumnos entren en el reto de la comunicación verbal directa y adecuada para ofertar su trabajo (producto) tan necesaria en el siglo de la comunicación indirecta.

Concluiremos diciendo, que a pesar de que haya distintos actores en la educación, es decir, distintos roles, para nosotros los profesores, siempre serán los alumnos, los principales e imprescindibles actores.

______________________

*En las imágenes que se adjuntan los alumnos son componentes de un departamento de Investigación y Desarrollo, de una empresa que diseña prototipos para la fijación de troncos, en el apartado Aprovechamiento Forestal.

 

Aprendizaje Cooperativo Ciclos

Hace ya unos años que los hermanos David y Roger Johnson propusieron los pilares fundamentales sobre los que se ha de apoyar el Aprendizaje Cooperativo, tan en auge en las aulas desde hace ya tiempo.

Los 5 pilares del Aprendizaje Cooperativo son:

  1. La interdependencia positiva: todos los integrantes del grupo tienen que sentir que el éxito individual solamente se dará si triunfan todos. Si no ganan todos, no triunfará nadie. Esto lo conseguimos poniendo una tarea clara con unos objetivos grupales bien definidos y fácilmente evaluables por ellos mismos.
  2. Responsabilidad individual y grupal: cada uno es responsable de su parte del trabajo y el equipo debe ser responsable de alcanzar los objetivos planteados. Se evalúa la labor de cada uno de los componentes del grupo para detectar quién puede necesitar ayuda y ver qué miembro o miembros del grupo puede dársela.Aprendizaje Cooperativo Ciclos
  3. Interacción estimuladora cara a cara: debemos conseguir que el grupo lleve a cabo tareas en las que los componentes puedan colaborar con el resto explicando algún concepto, ayudando a resolver algún problema o simplemente compartiendo o animando a los demás. Tareas como escribir o grabar un vídeo explicando algún procedimiento al resto de sus compañeros como si se tratara de un experto ayuda en esta tarea.
  4. Enseñar habilidades interpersonales: el liderazgo, la comunicación, el manejo de conflictos, la toma de decisiones son habilidades que van a necesitar en un futuro y se enseñan y se les da mucha importancia desde asignaturas como FOL o cuando surge la necesidad en otros momentos, siempre de la mano del Departamento de Orientación.
  5. Evaluación grupal: es fundamental ir evaluando la situación del grupo para ver los avances o dificultades que vayan apareciendo y decidir cuál va a ser el camino a tomar.

Este aprendizaje se puede aplicar desde edades tempranas y es fundamental en la sociedad actual. Muchas empresas buscan trabajadores que sepan colaborar con sus compañeros, trabajar en equipo y superar el individualismo y la competitividad que hacen ver a los demás como rivales y no como oportunidades de crecer.

En la etapa de Formación Profesional preparamos a nuestro alumnado para enfrentarse al mundo laboral, por lo que damos mucha importancia a este aprendizaje. En la rama forestal, existen multitud de trabajos distintos a los que pueden aspirar, entre ellos las cuadrillas forestales de limpieza o las cuadrillas terrestres que participan en la extinción de incendios, entre otros muchos. Estos son sólo algunos ejemplos de trabajos en los que el grupo y el objetivo general está por encima de las individualidades.

Con el Aprendizaje Cooperativo en la Formación Profesional conseguimos que el alumnado se implique más en el proceso de aprendizaje y aprenda a comprometerse con sus tareas que luego será su trabajo, desarrolle la capacidad para razonar de forma crítica tanto en su trabajo como en la vida, se prepare como ciudadano para el mundo de trabajo actual y sea consciente de que, como dijo Ken Blanchard:

“NINGUNO ES TAN LISTO COMO TODOS NOSOTROS”.

 

Conéctate al colegio

Educamos
menuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram