Educamos

Aprovechando que el pasado miércoles 20 de diciembre celebramos en nuestro colegio la llegada de la Navidad, aprovechamos para charlar un ratito con nuestro director titular, el Padre Pablo Gonzalo, quien desde hace unos años, es la representación Pasionista en Zuera.

SG- La celebración de Navidad en la iglesia del colegio es uno de los momentos más especiales del año, nos juntamos todos, desde los más pequeños a los más mayores ¿Cómo es prepararla? ¿Cómo haces para dinamizarla para que la Palabra llegue a todos nuestros alumnos y a todos nuestros profesores?

PG- La verdad es que es un efecto natural. Se trata de ver lo cotidiano del colegio, de ver cómo vivimos, cómo aprendemos, cómo crecemos. Creo que también se puede decir cómo nos queremos los unos a los otros, con aciertos con errores… y transformarlo en vivencia y transformarlo en liturgia. La palabra liturgia no tiene por qué ser una cosa rara. La palabra liturgia habla de lo que celebras y de lo que haces que los demás celebren contigo. De modo que cuando estamos en el colegio y yo creo que en estos últimos años estamos  aprendiendo de la importancia del silencio, del canto de la aplauso, de la emoción, de la conmoción…

En definitiva son las ganas de vivir.  Entonces ¿dónde me inspiró? en el lugar de la vida, que es el colegio ¿cómo me inspiro? sin duda alguna de los rostros de nuestros chavales, de nuestros profesores y de nuestra gente, la del colegio ¿cuál es el resultado? la alegría de lo que hacemos Celebración

SG- La Navidad es un momento de familia, de fe ¿Cómo se siente como director de un colegio esa combinación? ¿Cómo se ve en las familias de nuestros alumnos?

PG- Es la fe en las familias. La sagrada familia, Jesús, José y María forman ni más ni menos que una familia normal. Es curioso que Dios cuando quiso hacerse de los nuestros lo que buscó fue  la normalidad, fue la cosa más preciosa que tenemos, de modo que al final quiso hacerse de nuestra condición y quiso tener un padre y una madre y vivir así ese ritmo de familiaridad. Para mí vivir la Navidad en familia, es vivir la Navidad, porque Navidad es Natividad, es nacimiento.  Yo creo que todas las familias, cualquier forma de familia puede aprender a vivir en conjunto.  Navidad es comunidad, es para vivir en comunidad.

SG- Si algo caracteriza al colegio San Gabriel es el trato cercano, la familiaridad, el acompañamiento, de hecho todos los años aparecen por los pasillos exalumnos con ganas de ver a sus profesores y de recordar sus tiempos en el colegio ¿Crees que eso marca la diferencia?

PG- Es la  diferencia, pero se la deseo a cualquier colegio.  La familiaridad es la forma de vivir. Nosotros no somos un colegio grande o pequeño, más o menos importante. Nosotros somos un colegio familiar y el carisma pasionista,  así viene  impreso por San Pablo de la Cruz, lo que hace es que lo que hagamos lo hagamos en familiaridad. Esto significa  que lo que haces tú, lo haces en familia, de modo que cuando lo haces en familia al final todo es para bien. Y esto es importante, educar no solamente es obtener resultados o  aprendizajes. La meta final es  aprender en familia a vivir

SG- San Gabriel es un colegio religioso, ¿Cómo se consigue que la religión se adapte a las necesidades de nuestras familias, a los tiempos actuales, al contrarreloj de la vida moderna?

PG- Es religioso, pero curiosamente la palabra religión significa religo, que es unidad. Esto se consigue cuando nuestras creencias se pueden compartir aunque a veces tengan diferencias, porque en la diferencia un colegio aprende. De modo que el colegio va haciendo camino dentro de un ideario y ese ideario ofrece otra palabra que va unida a la religión, que es libertad, es comprensión, es saber que no estamos solos. Nosotros para enseñar estos valores necesitamos del sustento de quien los apoya.  Y es verdad, es un colegio religioso pero porque creemos que la oferta que hizo Cristo Jesús es en favor de todo hombre y de toda mujer y de todo tiempo y de todo lugar. La Escritura dice que nos convoca a hombres y mujeres de toda raza, lengua, pueblo y nación. Bienvenidos, eso es San Gabriel.

SG- Tú no solo eres religioso, también eres docente, empatizas perfectamente con los profesores que a veces, no lo tienen fácil para llevar su tarea a cabo. ¿Crees que la labor de los docentes está ahora mismo en el punto de mira?

PG- Sí, no solo empatizo sino que comparto vuestro propio destino. Soy docente desde hace muchos años, soy docente en la universidad y me siento entre compañeros que luchamos para que el educar sea una maestría. Antaño el maestro era una figura que lo era todo, era una parte importantísima para la sociedad. Educaba y enseñaba.  Hoy en día se nos pone difícil esa tarea. Creo que es importante recordar a las familias que es fundamental que confíen en los profesores, que los profesores siempre hemos sido el cuerpo que enseña, educa y añade. Que lo que hacemos es comprometer la educación de la familia y que gracias al cuerpo docente, tu hijo o tu hija se está convirtiendo en un hombre o en una mujer, eso es lo que hay que agradecer a los docentes. Que más allá de un sueldo, lo que somos es vocación. Vocación por la enseñanza, por educar. Y esto es una obra de Dios.

SG- El 2024 viene cargado de celebraciones. No solo San Gabriel en febrero, que es otra de esas celebraciones que pasamos todo el curso esperando, sino la celebración de los 75 años que los Pasionistas llevan en Zuera ¿Qué se siente al seguir ese legado? ¿qué se siente al ser el representante de esa congregación que hace 75 años llegó a Zuera y decidió apostar por la enseñanza?

PG- Es algo muy hermoso porque evidentemente, los pasionistas que han pasado por aquí son muchos y había que agradecerles a cada uno de ellos el tesón y la entrega.  Es verdad que ahora en este tiempo histórico me toca a mí ser este representante, como le podía tocar a otro, pero siempre es una emoción recoger un testigo. Porque lo que una congregación hace es dar testimonio y por lo tanto para darlo necesitan testigos.  Yo creo que es todo lo bueno vivido. Todo lo bueno que ya se vive y evidentemente todo testimonio no es para vivir del recuerdo sino para proyectarse hacia el futuro, de modo que todo lo bueno que esté por venir. En este caso soy al que le tocan los 75 años del porvenir,  que recogiendo la historia pasada materializa el presente y proyecta hacia el futuro.  Es una acción de gracias de memoria reconocida.

SG- ¿Hay algún acto especial que se nos pueda adelantar?

PG- Claro que sí. Hoy mismo hemos arrancado en este tiempo de navidad, anunciando en un contexto de liturgia que llega el 75 aniversario. Pienso que el día de San Gabriel también será muy importante porque girará en torno a estos 75 y aunque ese día siempre es importante para nosotros, ahora es memoria agradecida de modo particular. Y por supuesto el final del curso tendrá una gran sorpresa. Todo año jubilar tiene su comienzo y su final. Diciembre tendrá otro gran evento, aunque todo el año estará salpicado de ellos. 75 años dan para mucha memoria, a Dios gracias.

SG- Por último, ¿qué te gustaría decirles a los lectores de nuestro blog?

PG- Sí, que me parece importante que os sintáis también escuchados, así como nosotros tenemos la oportunidad de hablar,  que os sintáis agradecidos, como nosotros estamos agradecidos, y que más allá  del mero recuerdo, es precisamente la familiaridad la que nos hace sentir a los unos y los otros en tono San Gabriel.  Los que somos, los que nos escucháis, los que camináis, somos San Gabriel. Agradeceros esta lectura, y que sigáis siendo San Gabriel.

Mil gracias Pablo, por dedicarnos este rato y ¡Feliz Navidad a todos!

Víctor Cubeles, alumno de 2º ESO de nuestro colegio San Gabriel ha ganado el campeonato de motociclismo Finetwork Mir Racing Cup.

Victor Cubeles, campeón de España

En este emocionante viaje, Victor Cubeles: Campeón de España, ha demostrado su destreza en las competencias de motociclismo.

Este campeonato es el más importante y de más nivel en el mundo actualmente. Tiene ámbito internacional y este año en la categoría de Victor han participado 36 niños de diferentes países. De 9 carreras con las que contaba este campeonato, Victor ha conseguido siete victorias y dos segundos puestos. También, de cinco Pole Position posibles (el tiempo más rápido), ha conseguido cuatro. 

El entrenador de Victor es Chicho Lorenzo, el padre del piloto campeón del mundo de motociclismo Jorge Lorenzo. 

Por otro lado,  ha ganado el campeonato aragonés de velocidad, de motocross, el campeonato navarro de enduro, el campeonato catalán de supermotard, y el año pasado quedó segundo en La cuna de campeones en la categoría 110cc. 

Este año ha corrido en la categoría gp10 y el año que viene correrá la categoría moto 5. 

Victor lleva en el mundo del motociclismo desde los dos años. Su padre fue quien le regaló su primera moto y quien le ha transmitido la pasión por las dos ruedas. Pese a los duros entrenamientos y lo sacrificado de este deporte, Victor es un alumno ejemplar que obtiene muy buenas calificaciones y que además tiene otras aficiones como los videojuegos, estar con sus amigos, leer y jugar al fútbol

¡Enhorabuena Victor! Desde San Gabriel esperamos con ganas tus próximos logros.

Creo que para todo trabajo es imprescindible una gran dosis de vocación para que nunca suponga un “castigo divino” levantarse todos los días, y especialmente hay que tenerla en los trabajos que se realizan por y para las personas.

En mi caso, que ya peino canas y estoy en la recta final de mi vida laboral, llego a la conclusión de que he tenido el mejor trabajo del mundo: EDUCAR.

Con 18 años no era este mi plan de futuro pero con 62 no cambiaría mi trabajo por nada del mundo. Creo que he vivido-sufrido 7 reformas educativas, he disfrutado el paso a la democracia, la evolución socio-económica de esta país y la de nuestros alumnos y familias.

Diría que cualquier tiempo pasado… ¡es distinto!. En educación, a lo largo de estos más de 40 años ha habido un salto cualitativo Importante: desde el libro de texto y en mi opinión escasos recursos hasta modelos tecnológicos e innovadores (flipped-classroom, inteligencias múltiples, trabajo por proyectos, interdisciplinariedad,..); del “café para todos” a una atención a la diversidad fundamental (al menos en San Gabriel); de memorizar una teoría y volcarla en un examen hasta la actual adquisición de competencias que hagan que nuestro alumnado pise la realidad, la comprenda y sea autónomo, libre, comprometido, solidario y responsable; de familias absolutamente tradicionales a modelos familiares variadísimos; de la mitad femenina de la sociedad a la sombra y poco considerada a una mayor igualdad y reconocimiento; del creer que “la letra con sangre entra” a conseguir el éxito con cariño, afecto y un mayor esfuerzo con aquéllos que te necesitan más … y de tantas cosas.

Hablábamos de vocación, pues ésta va creciendo con la experiencia, con la vida, en este trabajo tan bello que es educar, acompañar, aprender de tus alumnos, enseñar no sólo conocimientos, también y sobre todo, a ser personas valiosas, importantes, irrepetibles, (les digo a veces que son obras de arte ÚNICAS, como “Las Meninas” de Velázquez), respetuosas,...

La vocación es no tirar nunca la toalla. Si hoy ha sido un día nublado, empezar con sol el día siguiente ya que seguro que tus alumnos, es muy probable, te den una bonita sorpresa. La vocación, en educación, es ayudar, comprender, ser empático, exigente cuando toca, decir qué está bien y qué mal, es tender la mano cuando se tropieza y decir “venga, levanta, que lo puedes conseguir”, es no sentir rencor por nada ni por nadie (¡son chavales que están aprendiendo a ir por la vida!) es servir a los demás desde el lugar que tú has elegido y hacerlo de manera que te haga feliz.

¡He aprendido tanto de tantos en tantos años!

Y de repente, un día alguien se te acerca y te dice “hola, ¿te acuerdas de mi?”  te da un par de besos y un achuchón y piensas que algo has hecho bien.

¡Bella labor esta de educar! GRACIAS.

                                                                            Charo Zubieta. Profesora de Historia

Nuevos Títulos Profesionales en la Familia Agraria: Aprovechamientos Forestales y Conservación del Medio Natural

En el colegio San Gabriel contamos con una nueva concesión para impartir los títulos de Formación Profesional Básica en Aprovechamientos Forestales, el Grado Medio de Técnico en Aprovechamiento y Conservación del Medio Natural y el Grado Superior de Gestión Forestal y del Medio Natural.
Si te gusta la naturaleza, si crees que tu vocación es la gestión de los recursos medioambientales. En el colegio San Gabriel te ofrecemos la formación y los recursos necesarios, para que obtengas una titulación que te permita desarrollar una profesión de futuro, que te facilite el acceso a una amplia gama de salidas laborales.

Para más información visita el siguiente enlace:

- Grado Medio de Técnico en Aprovechamiento y Conservación del Medio Natural

Conéctate al colegio

Educamos
menuchevron-down linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram